RESIDUOS EN TIEMPOS DEL COVID 19

Las medidas sanitarias de higiene establecidas para proteger a la población del contagio del COVID 19 se basan en gran parte en la utilización de materiales de un solo uso que.

Todos los ciudadanos tienen que usar obligatoriamente y diariamente en determinadas circunstancias mascarillas y guantes desechables. Esta situación está produciendo un incremento muy notable de residuos plásticos y textiles que contribuyen a incrementar la contaminación medioambiental y tienen que ver con con la meta 5 del ODS 12 Producción y Consumo Responsable

M5 Reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización

Mascarillas desechables

La estimación de los residuos producidos por el uso de mascarillas desechables alcanza cifras astronómicas.

Si en un un municipio como Majadahonda, con 70.000 habitantes de los que 61.400 (88%) son mayores de 10 años, cada ciudadano mayor utiliza una mascarilla cada 2 días, se necesitarían una media de 30.000 mascarillas diarias, 900.000 mascarillas por mes.

Una mascarilla quirúrgica, la más liviana, tiene un peso de 3 gramos, lo que supone al mes 2.700 kilos de residuos textiles 38,5 gramos por vecino, y mes incluyendo los menores de 10 años.

Proyectada esta cifra a los 47.000.000 habitantes que tiene España, el resultado es:

1.810 toneladas de residuos textiles por mes

La alternativa al uso continuado de mascarillas desechable sería la utilización de mascarillas reutilizables fabricadas con tejidos especiales o fabricadas con cualquier tela siempre que tengan un bolsillo interno para colocar un filtro especifico de TNT (Tejido no Tejido) u otro material equivalente. Este tipo de filtros admiten más de 5 lavados por lo que su impacto medioambiental es mucho menor.

El 15 de abril de 2020 la Asociación Española de Normalización, UNE, ha publicado la Especificación UNE 0065, que establece los requisitos mínimos que deben cumplir las mascarillas higiénicas en cuanto a los materiales que se utilizan para su elaboración, su confección, marcado y uso.

Para impulsar la utilización de mascarillas reutilizable sería conveniente que se promocionaran y que las instituciones, entidades deportivas o marcas comerciales promovieran su uso y que los personajes públicos de cualquier tipo, que aparecen con frecuencia en televisión, las utilizaran de forma permanente.

Si el uso de mascarillas va convertirse como parece en una nueva necesidad, sería conveniente que se convirtiera en una nueva prenda de vestir y dejara de ser un elemento contaminante.

Guantes desechables

En las primeras semanas del Estado de Alarma se recomendó el uso de guantes desechables para evitar contagios. Posteriormente se consideró que un buen lavado de manos era suficiente y esl uso continuo de guantes desechables de latex o de nitrilo no era necesario e incluso podría ser contraproducente, por lo que su uso ha decaído mucho.

Solo ha quedado la recomendación, casi obligación, de usar guantes de polietileno en los supermercados y tiendas de alimentación. Estos guantes son un producto más de la planificación sistemática de los envasados de los alimentos y forman ya parte de los residuos plásticos que contaminan el planeta.

Hay una alternativa a estos y otros plásticos: los bioplásticos que pueden compostarse. Sin embargo el proceso de compostaje no está generalizado y, en la práctica, pueden producir los mismos efectos que los plásticos tradicionales.

Como se indica en numerosos informes, cada año llegan a los océanos nueve millones de toneladas de productos plásticos, que corresponden en un 40% de los casos a envases de un solo uso.

Envases monodosis

La reapertura de bares y restaurantes, que se está produciendo en el proceso de desescalada, obliga también a la utilización de envases monodosis para determinados productos.

Al uso extendido de mini tarrinas de mantequilla y mermelada en las cafeterías habrá que añadir otros productos como monodosis de aceite y vinagre.

Para productos como las hamburguesas, que habitualmente se aderezan con mostaza, tomate o mayonesa, también será obligatorio el uso de envases monodosis, hasta ahora compartido con envases de uso colectivo

Estos nuevos requisitos, justificados por las medidas higiénicas que hay que mantener para protegerse del COVID 19, incrementan de manera sustancial los desechos producidos por los envases de un solo uso y tendrían que ser incluidos en las medidas que el gobierno está a punto de promulgar en relación con los residuos de envases.

El gobierno está en proceso de transposición la directiva 2018/852 relativa a envases y residuos de envases. Esta transposición se hará mediante un RD del mismo nombre que acaba de concluir la fase de consultas previas antes de su promulgación.

Cuando concluya esa fase el borrador también será sometido a consultas públicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *