UN PEQUEÑO MAR MERECE UNA GRAN PROTECCIÓN

Solución propuesta: Dotar de personalidad jurídica al Mar Menor

En Octubre de 2020, un año después del ecocidio, Isabel Rubio coordinadora de la plataforma Mar Menor publica un articulo en la Opinión de Murcia en el que se denuncia:

«No se han visto actuaciones de importancia por parte de las Administraciones que vayan encaminadas a evitar futuros desastres. Excepto por algunas denuncias puntuales por regadío ilegal en ciertas fincas no se ha actuado con contundencia en el origen de los graves problemas del Mar Menor. Se han enzarzado en un intercambio de reproches sobre competencias, eludiendo sus obligaciones de colaboración, coordinación y cooperación entre ellas«

En julio de 2020 el Gobierno Regional de Murcia aprobó la Ley 3/2020 de recuperación y protección del Mar Menor, que decepcionó a la ciudadanía pues queda muy lejos de abordar en profundidad la problemática del Mar Menor con carencias tales como no contemplar la prohibición de todo tipo de fertilizantes en su entorno.

Ante una pasividad tan grande la ciudadanía tomó cartas en el asunto y constituyó una amplia plataforma

que propició un Pacto por el Mar Menor que contempla dos iniciativas:

  • La primera es la petición de Defensores de la Tierra de modificar el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional para que se incluya el ecocidio como crimen, junto con el genocidio, los crímenes de guerra y los crímenes de lesa humanidad.
  • La segunda es el apoyo a la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para dotar de personalidad jurídica al Mar Menor, promovida por la profesora de Filosofía del Derecho de la Universidad de Murcia Teresa Vicente y la Cátedra de Derechos Humanos y de Derechos de la Naturaleza. La Personalidad Jurídica tiene como fin colocar el ecosistema del Mar Menor en el centro de la protección, por encima de los intereses sociopolíticos y económicos, y hace posible que cualquier ciudadano o ciudadana pueda personarse en los tribunales para denunciar las agresiones que sufre este ecosistema único.

Se plantea un Proyecto de Ley que, de salir adelante, revolucionará el modo de entender la naturaleza. Se convertiría en una Ley única hasta el momento en Europa pudiéndose ser un futuro referente en la conservación medio ambiental.

El Mar Menor pasaría así a ser un sujeto de derecho para cumplir un objetivo social sin ánimo de lucro y en el que todos los ciudadanos podrán exigir ante los tribunales la reparación a los responsables de los daños producidos en la laguna.

El procedimiento de tramitación de una ILP es largo y complejo pues requiere recoger y legalizar 500.000 firmas de ciudadanos con derecho a voto en un plazo de 9 meses.

Finalmente , en la fecha de finalización del plazo previsto, se presentaron 639.826 firmas, un 25% mas de las necesarias con lo que la tramitación de la ILP sigue adelante.

Para conseguir este resultado se han movilizado muchas organizaciones de todo tipo en el Mar Menor, Cartagena y Murcia, en toda España y en algunos países europeos.

Ateneo 2030 ha contribuido humildemente a esta iniciativa, a la que nos hemos incorporado en su última fase, aportando 300 apoyos de los ciudadanos de Majadahonda.

El mar menor en estado crítico

El Mar Menor es la laguna de agua salada mas grande de Europa. Situado en la costa de la Región de Murcia, es un tesoro natural disfrutado por los habitantes de la zona y los miles de turistas que le visitan cada año.

Actualmente se encuentra gravemente amenazada por un exceso de nutrientes en sus aguas (eutrofización) debidos al impacto de la actividad agraria y la presión urbanística. Una crisis ecológica y social que lejos de solucionarse pone de relieve el fracaso del actual sistema jurídico de protección, como demuestran los siguientes datos:

  • 300.000 toneladas de nitratos acumuladas en el acuífero del campo de Cartagena
  • El 85% de la vegetación marina desapareció en 2016
  • Los cultivos representan el 60% de los 3 primeros Km. de franja litoral
  • El 25% del regadío del campo de Cartagena es irregular

Las aguas del Mar Menor están sometidas desde los años 70 a una intensa urbanización turística y a las consecuencias del modelo agrícola de secano a regadío.

Como revela el completo informe Mar Menor: Historia profunda de un desastre, publicado en Octubre de 2019 el origen del desastre está en el incumplimiento de la Ley de aguas de 1985 y otras disposiciones posteriores que regulan el uso adecuado de los acuiferos.

Desde 1986 se está extrayendo un volumen desproporcionado de agua tanto de pozos legales como de los ilegales que han proliferado sin control, sin que la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ni la Comunidad Autónoma murciana (CARM) actúen para corregir el flagrante incumplimiento de la Ley de aguas. Los intereses de los regantes primaron sobre el cumplimiento de la Ley.

Algunos hitos temporales significativos que se revelan en este informe 9indican hasta que punto se toleró una situación ilegal, peligrosa y conocida.

En 2011 una inspección rutinaria descubre la rotura de una tubería que transportaba salmuera contaminada con nitratos a la laguna. Esta salmuera era el subproducto del agua salina extraída de los pozos que se vertía directamente a la laguna. Los intentos de los agentes medioambientales de taponar la avería son cortados inmediatamente por la dirección de la Confederación Hidrográfica del Segura

En 2016 la laguna adquiere el aspecto de «sopa verde» que indica un alto grado de contaminación.

En Octubre de 2019 se produce el primer gran episodio de mortandad de peces y crustáceos. que confirmó los peores augurios, encendió todas las alarmas y provocó que la sociedad civil tomara cartas en el asunto

Una de las razones que ha llevado a esta situación ha sido que el trasvase Tajo Segura ha llevado mucha menos agua de la teóricamente prevista y muchos agricultores , contando con la permisividad de las autoridades Nacionales y Autonómicas se han escondido en él para seguir bombeando agua sin control de los acuíferos hasta, llegar a la catastrófica situación actual.

1 2 3 4 5 22